3 de abril de 2018

Reseña: El matón que soñaba con un lugar en el paraíso

Autor: Jonas Jonasson
Autoconclusivo
Páginas: 346
Editorial: Salamandra
Edición: 2016


Introducción:
¿Recuerdan al anciano de 100 años que escapó con una valija repleta de dinero? Pues ahora les presento a Asesino Anderss, quien tras haber cometido tres asesinatos y haber pasado casi toda su vida en prisión decide no volver a cometer el mismo error así que ahora se dedica a dar golpizas y cobrar por ello hasta que le llega la inspiración divina.

Jonas Jonasson dio al clavo con esta divertida historia en la que una ex pastora (que nunca creyó en Dios), un recepcionista fracasado (que culpaba a su difunto abuelo por su pobreza), y un ex asesino (fanático del cuerpo de cristo [vino tinto]), unen fuerzas y se dedican a estafar a la gente, aunque alguno de ellos no se de cuenta de las tranzas que hacen y muy probablemente termine muerto xD


El autor de “Elabuelo que saltó por la ventana y se largó” lo volvió a hacer ;)
Pero si aún no conoces esta historia te invito a ver la reseña aquí,
que por cierto fue mi lectura más divertida del 2017.


Trama:
Per Persson es un hombre conformista e insatisfecho, que culpa a su abuelo (muerto) por su desgraciada vida, trabaja como recepcionista del hotel más cutre de Suecia, pero todo cambia cuando llegan a su vida dos personajes bastante peculiares; el Asesino Anderss, un hombre mal encarado con el cual no te quieres meter a menos que desees estar muerto; y Johanna Kjellander, la ex pastora de una iglesia que nunca ha creído en Dios.

Asesino Anderss no está dispuesto a volver a prisión por eso decide alejarse de las drogas y el alcohol para evitar asesinar a otra persona y se conforma con beber cerveza y hacer algunos trabajitos rompiendo huesos y dando golpizas para ganarse un dinerito.

Per Persson se topa por accidente con Johanna Kjellander, una ex pastora harapienta que lleva una semana viviendo en las calles pues la han corrido de su iglesia, y pretende estafarlo.

Por azares del destino y la ingeniosa y cómica pluma del autor estos tres personajes emprenden un negocio juntos en el que Asesino Anderss reparte palizas mientras los otros administran y promueven los servicios del ex presidiario.

Todo va viento en popa hasta que el asesino opta por dejar el negocio y pregonar la palabra del Señor, claro que con algunos ajustes según lo que entiende de la biblia. Ahí empieza lo bueno, porque ante la negativa de su socio los otros dos deciden tomar todo el dinero y largarse, aunque eso signifique estafar a los más peligrosos del bajo mundo.


Pueden leer hasta aquí y continuar en donde les señale o saber un poco más de la historia, que no considero del todo spoilers =P


Pero ahí no acaba la cosa puesto que después de unos cuántos problemitas y de algunas millonarias donaciones por parte del asesino a instituciones, establecen otro negocio aún más prolífero que el anterior y sólo involucra una iglesia, un pastor ebrio, mucho vino para los feligreses, guardias de seguridad y dos maletas repletas de dinero.

No se preocupen que la historia no acaba ahí ya que el autor aún tiene algunas sorpresitas.


Pueden seguir leyendo tranquilos ;]


El libro se compone por 72 capítulos breves, algunos incluso de página y media que promueven una lectura rápida; se divide en tres partes y un epílogo que funge como la cereza del pastel y te hará reír a carcajadas o mentársela al autor, jajaja.

Como es característico del autor en este tipo de libros cada personaje tiene su presentación, la cual a veces resulta irrelevante para la trama pero es muy chistosa.


Conclusiones:
Si eres de las personas que se ofenden cuando alguien usa el nombre de Dios en vano, por favor no leas este libro pues te saldrán canas verdes como mínimo.

De ahí en fuera les puedo decir que es una lectura entretenida y ligera cargada de buenas dosis de humor negro, aunque debo admitir que me reí más con El abuelo que saltó por la ventana y se largó”.

Pero no todo es risa y diversión ya que también el autor nos presenta el caso de una mujer que fue reprimida, humillada, castigada por haber nacido mujer, y obligada a seguir los pasos de su padre en el ámbito eclesiástico provocando resultados adversos.

Asimismo, Jonasson nos enseña que hasta las peores personas pueden cambiar cuando creen en algo de corazón.  

Quiero terminar esta entrada resaltando las últimas palabras que el autor plasma en los agradecimientos. Y la verdad es que tiene razón, estoy de acuerdo en lo que nos cuenta entre líneas dentro de la historia.
Por favor, no se lo tomen a mal pues aunque sí hay mucha blasfemia al interior del libro al final el autor hace una breve reflexión sin ánimos de ofender.
Recuerden que el resto es ficción y deben tomarlo como es, algo divertido.



“Seguro que (Dios) se merece mi agradecimiento, pues lo he tomado prestado para mi relato, pero al mismo tiempo creo que debería trabajar más a fondo para que sus más ardientes seguidores no le tomen a Él tan en serio. Así todos podremos portarnos mejor con el prójimo y tener más razones para reír y no llorar.

¿Es eso pedir demasiado? Se ruega confirmación.”



Ahora cuéntenme si han leído algo del autor o si también se votaron a las risa como yo con sus historias ;P

Recuerden que todos sus comentarios son leídos y devueltos a menos que no encuentre su blog en su página de Google+ pues hay varios que comentan con un nombre de perfil distinto al de su blog.