14 de agosto de 2017

Reseña: Mujeres asesinas



Autor: Marisa Grinstein
Autoconclusivo
Páginas: 231
Editorial: Plaza Janés
Primera publicación: 2005


Introducción:
Ha muchos de ustedes se les hará familiar el título de este libro pues han visto la serie en alguna de sus versiones, ya sea la argentina, española o mexicana, pero como podrán darse cuenta esos relatos televisivos se basan en hechos reales y en este libro está la primera compilación de los asesinatos que inspiraron la serie televisiva “Mujeres asesinas”.

La edición que poseo tiene un prólogo que me pareció bastante preciso así que en lugar de dejarles mis palabras les dejo las de Carlos Pascual, quien escribió una introducción muy acertada del libro y el trabajo de la autora:

“No importa tanto el qué ni el cómo, sino el por qué. Ahí se centra la curiosidad de la autora: en esos secretos, en esos íntimos resortes que de pronto saltan y convierten a una afable ama de casa en asesina. Grinstein se mete en la piel de cada una de las protagonistas y busca, después de escucharlas, entenderlas y explicarlas. Nunca justificarlas, pues el asesinato no tiene, bajo ninguna óptica, justificación alguna.
(…)
La autora nos presenta historias, no de criminales ni de asesinatos, sino de mujeres que han traspasado el umbral, de seres humanos que han vivido situaciones insostenibles, de gente común y corriente que no ha sabido poner un límite, y cuando lo quiere hacer, es ya demasiado tarde.”


Trama:
En este libro la autora nos presenta 13 historias de mujeres argentinas que por chiste de la vida, arrebato, crueldad, locura o malicia cometieron uno o más asesinatos y fueron apresadas.

No son historias recientes y en su mayoría son de mujeres que vivían en rancherías o poblaciones pequeñas alejadas de la conurbación, situación que facilitaba los abusos de las que fueron víctimas.

Cada relato lleva por título el primer nombre de la mujer en cuestión y la inicial de su apellido o el nombre completo, más el apodo que se le dio según el asesinato cometido, es decir: Nélida B., tóxica; Milagros R., pastora; Rosa K., diabólica; Mónica D., acorralada; Marta Bogado, madre; Azucena R., vengadora; Claudia Sobrero, cuchillera; Emilia Basil, cocinera; Ana L., sadomasoquista; Cándida R., la mujer del ferretero; Margarita Herlein, probadora de hombres; Ana D., mujer corrosiva; Marcela O., lastimada.

El plus que tiene el libro es que en algunos casos nos cuenta brevemente qué fue de esas mujeres cuando salieron de prisión, algunas se suicidaron, a otras se les perdió la pista y hubo quienes volvieron a la carcel.




Conclusiones:
Estas historias pueden ser algo controversiales porque tocan temas reales de abuso, violencia y maltrato de todo tipo, sin embargo la discusión entra en el tema de si esos motivos justifican el homicidio o si fueron actos de defensa propia o que las mujeres fueron víctimas durante tanto tiempo que las afectó mentalmente dejando atrás los límites con tal de encontrar una salida a la opresión.

No voy a negar que hubo historias interesantes aunque a su vez tristes por el hecho de ser reales. Además te deja pensando en varias cosas, o al menos a mí sí.

Me hubiera gustado que agregaran aunque fuera brevemente cómo fue el proceso de investigación de la autora pues parece  que algunos de los casos que se mencionan hacía muchos años que se cometieron y las asesinas ya habían muerto.  



¿Ustedes vieron los capítulos de esta serie?
¿Qué piensan del libro, se animarían a leerlo?
Déjenme saber su opinión en los comentarios ;)