lunes, 17 de julio de 2017

Reseña: Princesa mecánica “Cazadores de Sombras: Los Orígenes”


Autor: Cassandra Clare
Trilogía: 3/3
Páginas: 506
Editorial: Destino
Publicado en: 2013


Esta publicación contiene información de los tomos anteriores


Introducción:
¿La autora logró hacer el final perfecto para un hermoso y tortuoso triángulo amoroso? ¿Cómo puede Tessa amar a dos personas a la vez?

En el último libro de esta trilogía las piezas ¿caerán por su propio peso o embonaran a la perfección?, no lo sabrán hasta leer el último capítulo de Tessa, Will y Jem.

Y si no sabes de qué trata la historia te invito a que veas la reseña de los primeros libros (aquí y aquí) y conozcas una más de las historias del universo de Cazadores de Sombras.

“La mayoría de la gente nunca encuentra un gran amor en su vida. Tú tienes la suerte de haber encontrado dos”
 
Trama:
Los planes de boda siguen en pie, el vestido está casi listo y el novio se ve tan repuesto, parece que el amor ha sido la mejor cura para Jem pero será cierto que el amor lo cura todo??

Tras el inesperado cambio que sufre el papá de los Lightwood, Gabriel se plantea de qué lado estar pero será difícil tomar una decisión mientras siente que todo se va por la borda.

Las dificultades se presentan una tras de otra, los enemigos no dejan de aparecer y cuando creen que están cerca de capturar a Mortmain resulta que en realidad quienes están rodeados son los Cazadores de Sombras.

Por otra parte Will ya no sabe cómo lidiar con su hermana pues ella no entiende lo fuertes que son los lazos que existen entre los cazadores de sombras, y que son incluso más poderosos que los de sangre.

Mortmain está a punto de conseguir su objetivo lo único que le falta es Tessa, pero qué tiene ella que ver con él y porqué desea tanto capturarla, por fin nuestra protagonista conocerá su origen y aprenderá que ser diferente no siempre es malo pues aunque puedan usar su poder para el mal, ella aprenderá a usarlo para salvar a sus amigos.

Y Tessa descubrirá que su ángel mecánico es algo más que un extraño artefacto y entenderá que nunca ha estado sola, pues desde el día en que nació se conectó con él.

Definitivamente el amor es pieza clave en la trilogía y lo veremos más latente en este libro no sólo por nuestros protagonistas si no por todas las parejitas que se harán.

Will, Jem y Tessa averiguarán de la forma más triste y dolorosa si la conexión que tienen y el gran amor que existe entre ellos son más fuertes que la oscuridad, la soledad y la muerte. 


“Quiero que seas feliz, que él sea feliz. Y, aun así, cuando vayas hacia el altar para unirse para siempre, caminarás sobre un sendero invisible formado con los fragmentos de mi corazón, Tessa.”

“La opresión en su pecho, la que había considerado como el extremo del cordón que lo ataba a Jem, se había tensado tanto que le estaba estrangulando el corazón”

“Nadie puede librar al mundo de todo el mal, Tessa”


Conclusiones:
De verdad no saben lo mucho que se me dificulta reseñar los libros de Cazadores de Sombras >.< por esa razón no hay reseñas de la saga principal.

Pero regresando a la historia:
¿Qué me pareció el libro? Me gustó más la segunda parte, aunque con ese epílogo Cassandra Clare logró lo que pocos autores, que es satisfacer sino a todos sí al 98 por ciento  de sus lectores.

¿Me afectó mucho el hecho de que ya sabía el final de la historia? No tanto porque no sabía en qué “orden” sucedían las cosas, pero sí le quitó emoción a esa final que muchos alucinan.

Otra cuestión es que me pareció bastante sencilla y corta la muerte de su principal enemigo. Que por cierto no tenía mayor gracia más que el sentimiento de venganza y paciencia, porque vaya que le tomó mucho tiempo realizar sus planes.
Y es que entiendo que la “cosa” que lo venció tenía el poder para hacerlo pero ¿¿no pudieron pelear antes contra él, mallugar un poquito al enemigo que tanto odiaron antes de liquidarlo de un golpe??


No me odien tanto y díganme en los comentarios qué les pareció esta trilogía, si se animarían a leerla o lo que piensan sobre el imperio que creó Cassandra Clare, jejeje.