lunes, 12 de junio de 2017

Reseña: La reina en el palacio de las corrientes de aire



Autor: Stieg Larsson
Saga: Millennium 3/3 – 3/¿?
Páginas: 854
Editorial: Destino
Primera publicación: 2007

Esta publicación puede contener spoilers de los tomos anteriores

Introducción:
Por fin llegamos al final de la historia creada por Stieg Larsson. Lisbeth Salander se ha enfrentado a muchas situaciones y parecía que todo el mundo estaba en su contra, los hombres, el gobierno, los policías, todos, pero lo que ella no sabía es que también hizo buenos amigos a través del tiempo y cuando más lo necesitó ellos no la abandonaron.

¿Recuerdan el impactante final del segundo libro? Si no lo han leído corran a hacerlo =D Pues nuestra historia comienza en dónde terminó el anterior, mismo escenario, mismos personajes, pero con más preocupaciones porque no sabemos si Lizbeth o Zalachenko sobrevivirán.

Llegó el momento de cerrar ciclos y ha llegado la oportunidad de nuestra protagonista de limpiar su nombre, aunque será bastante difícil hacerlo pues implica hacer algo que ella juró no volver a hacer…
“Piensa que todo el mundo quiere hacerle daño y se siente tan amenazada
que se encierra en su impenetrable caparazón y se queda muda”

Muchos secretos saldrán a la luz y las conspiraciones serán el ingrediente clave de esta historia.


Te recuerdo que también tengo las reseñas del primer y segundo libro, “Los hombres que no amaban a las mujeres y “La Chica que soñaba con un cerillo y un galón de gasolina”, además hay una entrada especial sobre el autor y el misterio de si es una trilogía o saga porque ¿quién dice que en verdad es el fin? =O


Trama:
Es momento de que Lisbeth Salander sea juzgada por los asesinatos y casos violentos de los que la culpan, pero esa no es la mayor de sus preocupaciones pues sabe que Zalachenko continúa con vida y se encuentra a tan sólo unos metros de distancia, así que debe terminar lo que empezó en la granja antes de que su padre la aniquile primero, el único problema es su estado de salud ya que recuperarse de una balazo en el cerebro no es cosa fácil.

“Se preguntó qué sentía por sí misma y llegó a la conclusión de que, más que otra cosa, sentía indiferencia ante toda su vida"
 
Por su parte, Mikael Blomkvist tras haber descubierto los abusos que sufrió Lisbeth desde su infancia se encargará de ayudar a su amiga aunque esta no lo desee, además deberá lidiar con el caos que caerá sobre el equipo de la revista Millennium por la renuncia de su jefa editorial y mejor amiga y amante de Mikael. Y por si fuera poco el pobre es vigilado y amenazado por unos expertos.

Así que mientras Lisbeth trabaja en recuperar su salud y estar lo mejor que pueda para enfrentar todo lo que se le viene encima, el club de Lulú (que en esta caso se hacen llamar “Caballeros de la mesa chalada”), buscan aliados para obtener más evidencias de los ataques que ha sufrido Lisbeth desde su niñez.  

“Cuando todo esto haya pasado voy a fundar una asociación, sin ánimo de lucro, a la que bautizaré ¨Los caballeros de la mesa Chalada¨. Su único objetivo será organizar una cena anual durante la cual nos dedicaremos a hablar mal de ti. (No, no estás invitada)”

Pero también el club de Tobi, osea “El club de Zalachenko”, conformado por … no les voy a decir xD sería mucho spoiler y saben que no me gusta hacer eso pero sí les digo que son las altas esferas del poder y la seguridad social -.- , no se detendrá a ningún costo hasta darle carpetazo al caso Zalachenko y encerrar nuevamente a Lisbeth en el manicomio.

Y por si esto fuera poco, Erika Berger, ex jefa editorial de Millennium, no la está pasando nada bien en su nuevo trabajo como jefa editorial de uno de los periódicos con mayor renombre, pues es víctima de machismo, acoso y de ataques más serios >_<

No saben la de telarañas que se hacen en este libro porque cuando llegas a un punto medio sale otra conspiración, se involucran más personajes, o se dicen más mentiras.

“Ahora ya no estamos metidos en una simple pelea con una pandilla de delincuentes, sino con una autoridad estatal. Esto va a ser duro”

La violencia física y las muertes no podían faltar en un libro de Stieg Larsson, sin embargo son menores que en el tomo anterior.

“Desde su más tierna infancia, Lisbeth Salander ha sido víctima de una serie de abusos contra sus derechos constitucionales.
Yo no pienso dejar que esto siga.”


Conclusiones:
Sentí que al final del libro le metieron algo que estaba de más pues no encajaba mucho con el hilo de la historia, pero también me hizo recordar que Lisbeth es como es, que no le importa lo que digan de ella pues a fin de cuentas hace con su vida lo que le place, sin embargo las cosas mejoraron en el epílogo entonces sí tuvo un final más digno y sí sentí que pude cerrar el ciclo, (aunque más a delante les explico esto). Aunque quedó un cabo suelto, un personaje del que escuchamos en el segundo libro y también en este pero nunca vimos :o

“Aquella historia que empezó cuando ella nació acababa de terminar allí, en la vieja fábrica de ladrillos.
Era libre.”

El segundo libro fue más acción y misterio, en este todo se basa en estrategias y conspiraciones, la historia se convierte en un tablero de ajedrez y el equipo más ingenioso ganará.

Sentí mucho gusto y alegría cuando terminé el libro pues llegué al final de la historia, cerré mi ciclo con Lizbeth Salander y Mikael Blomkvist, pero inmediatamente recordé al usurpador David Lagercrantz, porque eso siento que es, y sé que me estoy expresando de este autor deliberada y visceralmente pero eso me parece, y pronto veré qué tal le resultó el usar la fama de otro escritor y continuar una historia que no era suya, así que quizá comprendan mi molestia al recapacitar que aún no he terminado con estos personajes =(
Si no entienden de lo que les estoy hablando los invito a entrar aquí para que se contextualicen.

Por cierto, no sé cuántos libros serán en total ya que anunciaron un 5to libro pero hasta donde sé no han especificado cuántos libros más sacará el usurpador xP


Pero a ustedes ¿qué les pareció la historia? ¿Se animan a leer las 854 páginas? Venga que no hay prisa, es cosa de disfrutar la lectura, no lo olviden ;)