lunes, 13 de febrero de 2017

Reseña: El chico de las estrellas



Autor: Christian Martínez Pueyo
Autoconclusivo
Páginas: 208
Editorial: Planeta
Primer publicación: 2015

Introducción:

Chris Pueyo, el autor del libro, es gay y le tomó tiempo aceptarse, ¿cómo lo sé? Porque él me lo dijo y lo hizo a través de su libro…
“El chico de las estrellas” no es sólo una historia inventada si no las experiencias de un joven español que desde niño sufrió mucho y por diversas causas no crean que sólo por ser homosexual.


El año pasado escuché sobre este libro sin embargo no le tomé mucha importancia pero ahora lo veo como una pequeña joyita. Con esto no quiero decir que sea el mejor libro pero vale la pena darle una oportunidad.

“Érase un niño que cada vez que besaba a su madre ella lo mordía.

Érase una madre que nunca supo ser madre.

Érase un niño sin niñez”
Hay escenas un poco fuertes de maltrato infantil que te estremecen.


Trama:
La historia del Chico de las Estrellas comienza a los 4 años cuando la persona que otros llamarían madre lo dejaba en una cama llorando mientras ella gritaba de placer o de dolor, según los ánimos del hombre con el que estuviera.

Así poco a poco vamos conociendo la vida del autor y al Chico de las Estrellas, porque no son el mismo o al menos hasta que Chris se acepta tal y como es.

La adolescencia tampoco le fue fácil pues todos lo molestaban y lo agredían con palabras o golpes sin que él entendiera porqué lo hacían. Hizo todo lo que pudo para encajar en los estándares de los demás y se consiguió una novia a la que siempre quiso pero nunca amó y con la cual sufría cada vez que intimaban.

Pero no toda la historia es tristeza, coraje y decepción, también hay esperanza, amistad, perdón y mucho amor, amor así mismo y a otros.

Y como a todos nos ha pasado, nuestro protagonista también se topó con personas buenas que lo protegieron y ayudaron en el camino a la aceptación.


Detalles del libro: Al principio te confunde un poco el formato y no entiendes quién es el Chico de las Estrellas, pero después el autor te hace sentir en confianza porque le habla directamente al lector y llegas a sentir como si lo tuvieras enfrente platicándote su vida, por eso puedes sentir con más fuerza lo que te relata.

Algo que no me gustó para nada es que hay un capítulo en donde no hay mayúsculas y me llegó a desesperar un poco. Además no sé si es mi versión ebook pero Les falló la sintaxis y eso le quita varios puntos.


Conclusiones:
Mis respetos para el autor porque no debió ser nada fácil compartir experiencias tan dolorosas, además de aprender a aceptarse y decirle al mundo quién eres.

Por favor recordemos que todos tenemos derecho a ser felices y debemos respetarnos, no ganamos nada con humillar o insultar a los demás. Una persona no debe ser juzgada por ser homosexual, bisexual, transexual, lesbiana, sino por quien es como persona.

Es una historia emotiva, llegadora e inspiradora, a mí me hizo llorar en las primeras páginas y créanme que me choca llorar cuando leo un libro.


A pesar de ser un libro emotivo no es el mejor libro que he leído, pero sí lo recomiendo para aquellas personas que están pasando por momentos difíciles de descubrir quién es realmente.


A continuación algunas frases que valen la pena recordar:
 
“Escuchar es una de las cosas más difíciles del mundo.

Faltan clases de aprender a escuchar

y nos sobran horas de matemáticas”


“Los grandes héroes son los que arreglan el mundo

mientras el mundo no está mirando.

Los que te hacen sonreír aun teniendo

una vida de mierda”


“—¿Escribes?

—Sí.

—¿Por qué?

—Porque escribir es mirar dentro de lo que no se ve”


“Y así, El Chico de las Estrellas y Lady Madrid se regalaron la virginidad. Ella disfrutándola como merecía. Y él, violándose a sí mismo, obligado a creer que amar era estar sometido a lo que la sociedad había decidido en contra de sus sentimientos.”


¿Qué son las malas y buenas personas, sino circunstancias,

decisiones o miedo a pedirse perdón?


"Me cansé de adultos inteligentísimos y personas que aconsejan asquerosamente bien. Me cansé de que tuvieran razón, de ese tono de voz que les impedía convertirse en los favoritos de nuestra historia. De vivir de consejos y experiencias ajenas. Del desamor de los demás, de las decisiones equivocadas que no me dejaban tomar. ¿Por qué? Mi vida son mis decisiones. Sangrar o correrme. Elijo vivir. Que nadie me quite de vivir"
 

"Siempre he sido un poco menos de lo que he soñado, aunque soñar, a veces es lo único que nos queda"