23 de abril de 2018

Book Tag: Momentos inolvidables

¡Hola! Primero les quiero decir ¡Feliz Día del Libro! Y como me contestó @Elenasobsession en twitter, estuve a punto de abrazar a mis libros esta mañana ;P Total es su día y hay que felicitarlos.

Tengo mucho que contarles pero no quiero saturarlos ni aburrirlos ahorita así que luego platicamos ;) Sólo les adelanto que ¡ya me mudé y mi novio me pidió matrimonio! <3  

Hoy tenía pensado compartir un tag diferente pero debido a la fecha me pareció más adecuado subirles el tag que creó Astrid de Narradora literaria, se titula "Momentos inolvidables de lecturas". Cuando lo vi en su blog me pareció muy divertido, sin embargo yo decidí partirlo en dos para no hacerlo tan largo, así que espero les guste para traerles la segunda parte ;)



¿De qué trata? El tag consiste en escoger un libro que hayas leído y escribir una anécdota de lo que te pasó durante la lectura, antes o después, puede ser algo divertido, triste o hater.


Juego de tronos:
No podía de la impresión
El amor de mi vida me regaló la colección completa en mi cumpleaños pero lo chistoso es que le arruinaron la sorpresa, jajajaja.
Para celebrar mi cumple hice una fiesta en casa y mis regalos los estaba guardando en mi cuarto, resulta que una amiga me pidió chance de acostarse un rato en la cama porque se sentía mal, pero los regalos estaban en la cama así que empecé a moverlos y descubrí uno que no había visto, enseguida imaginé que era de mi novio =) pero al finalizar mi amiga me dijo –Aquí hay otro y es igual-. Yo pensé que se había equivocado y era el mismo pero noooo, ese era una cajota con la misma envoltura pero estaba oculta entre las cobijas xD Cuando lo cargué y sentí la forma que tenía me emocioné y salí corriendo a la sala con las dos cajas pues ya me imaginaba.

Mi novio se frustro un poco pero me dijo que primero abriera la caja pequeña, que tenía el segundo libro de la saga, y al final la caja grande que obviamente era todo el paquete de libros <3  


Cinder y Scarlet:
Un día estaba en la oficina y recibí una llamada de la recepcionista diciéndome que mi novio estaba ahí y quería pasar a verme pero yo estaba molesta con él (les aseguro que por alguna tontera), así que le dije que mejor yo salía (porque no quería discutir adentro de la oficina). Pero cuando salí vi que traía una caja y me pidió que entráramos para abrirla o algo así pero yo estaba en un absurdo plan y no recuerdo si la abrí frente a él o me metí todavía enojada y la abrí en mi escritorio. El punto es que cuando vi lo que era me emocioné y me puse a chillar un poco porque fue un regalo hermoso, el detalle, la dedición y pufff… ustedes ya se saben esa historia y si no pueden verla en la reseña de Cinder, pero son portadas pintadas a mano.



Los libros de Marqués de Sade:
Esta historia se remonta a mi época universitaria, y aunque ya estaba grande mi ignorancia era mucha xD Resulta que un día en la biblioteca decidí tomar un libro para leer y como era mi costumbre me sentaba en el piso frente a los estantes a ver todos los títulos y ver cuál llamaba mi atención, hasta que vi uno y el autor era Marqués de Sade, entonces pensé -ahhh este es popular y algo clásico ¿no?, debería leerlo para ver qué tal- No tenía ni pinche idea de en que me metía jajajajaja.
A mitad del libro vino a mi mente como un golpe en la cabeza “Sade = Sadismo. El padre del sadismo” xD
Lo peor es que esa no es toda mi historia con el autor,
pero eso lo dejo para la siguiente entrada ;)



La selección:
El libro lo compré en un aeropuerto cuando iba de regreso a Veracruz, y lo hice por la razón más banal –su portada- xD Recuerdo que de lejos vi un libro con un hermoso vestido en su portada así que decidí acercarme y leí la sinopsis, que no me pareció mal, y lo compré. Pero no sólo fue por bonito sino que me gustó para vestido de graduación y cuando buscaba vestidos lo hacía buscando algo similar <3 Al final compré uno diferente xD



Creo que el título de la entrada ya dice suficiente “El desastre de las leyendas”, y es que hubieran visto la frustración que tenía al leer esas historias que más que leyendas de mi amada ciudad fue como si me encontrara a la autora en la calle y me empezara a contar sobre el día que intentó conocer cierto lugar de Veracruz, o cuando una señora en el súper le contó que perdió su monedero en un parque y por eso esta embrujado -.-  

Cada vez que lo recuerdo me exalto >.<
Disculpen si ofendo a alguien pero es mi opinión
y saben que me gusta ser sincera con ustedes.


Las mil y una noches:
Quise cerrar la entrada de manera especial con esta anécdota.
El día que nos mudamos mi novio y yo salimos de nuestra querida ciudad por la madrugada, y recibí una linda sorpresa al ver a mis amigos de la universidad en la estación de autobuses, pero eso no fue todo. El punto es que me regalaron flores y uno de ellos (Manu) me dio un regalo envuelto (obviamente un libro) pero no lo abrí en ese momento por las prisas.
Íbamos súper cargados con tres maletas, mochilas, maleta de mano, además yo con mis flores y tremendo paquetón, que todavía no abría.
Ya en el aeropuerto no aguantaba las ganas de saber qué libro era así que lo abrí y les dejo un videíto de ese momento pues casi chillo al leer la dedicatoria. Pero les digo que ahora tengo un tesoro más en mi colección =3





Hasta aquí la entrada de la semana. Espero leerlos pronto y por favor cuéntenme algún momento inolvidable de lectura ;)